A cadeira de rodas

Meu amigo Manolo  anda mal dos cadrís por mor dunha  artrite ou reuma ou calquera cousa de vellos – só os médicos o saben- que non lle deixa camiñar como quería e mentres durou o tratamento que lle puxo o doutor, recomendoulle que non camiñase moito ou mellor aínda, qué usase unha cadeira de rodas para descansalo  corpo e que así lle chegase mais axiña a saúde.

Pero meu amigo Manolo, entre outras cousas,  tamén ten un fillo  que é ben querenzoso con seu pai, e non podía velo sentado naquela cadeira de rodas. Parecíalle que aquelo era a premonición do fin, que cando un home deixa de andar de pé xa esta medio afastado da vida e iso non o quería para seu pai, así que cando o chamaron para que lle empurrase á cadeira con seu pai sentado nela por toda a vila o día de mercado, negouse rotundamente, el non pasaría pola vergoña de amosar a seu pai subido a un aparello que ensinaba a todos a decadencia física de seu pai. Non señor, seu pai tiña que estar como sempre o lembrou dende cativo, forte e cheo de vida, polo que el non  estaba de acordo co da cadeira e propúxolle que camiñase como un home que sempre foi, erguido, para que os demais o viran como se estivese cheo de vida.

Meu amigo Manolo entendeu ó seu fillo;  Ben seguro que a verdade era que se sentía avergoñado da súa vellez. O feito de exhibir a seu pai en cadeira de rodas era vergoñento  para o rapaz e prefería velo camiñar sen importarlle a dor de cadrís de seu pai a pasar o ridículo de ter que puxar costa arriba a cadeira diante de tódolos seus amigos e coñecidos.

Polo mesmo, meu amigo Manolo aquel domingo non foi o mercado, quedouse na casa remexendo entre os papeis e fotos antigas ata que atopou catro que gardou ata a hora do xantar. Xa todos ó redor da mesa e mentres que esperaban a comida sacou do peto as catro fotos e sen dicir nada amosoullas a seu fillo. Mirounas este, e quedouse sorprendido, e cando volveu a mirada a seu pai este só lle dixo:

.- A min nunca me deu vergoña de pasearte, o contrario sempre foi unha ledicia facelo.

As catro fotos eran así: A primeira estaba Manolo sorrindo feliz abaneando un berce no que se vía un neno (que era o fillo de Manolo), na segunda foto, Manolo estaba nun xardín da vila puxando un cocheciño de neno no que transportaba a seu fillo, na terceira Manolo coas mans postas nos ombreiros dun picariño, como puxando ou suxeitando para que non caese, era seu fillo montado nun triciclo e el puxando, a así na cuarta aparecía seu fillo feito un mocete subido a unha bicicleta e Manolo o seu lado ensinando nas mans as rodiñas pequenas da bici. Foi cando Manoliño botara a andar na bici sen axuda nin de rodiñas pequenas nin de seu pai.

O rapaz antes de comer deulle unha gran aperta a seu pai sen dicir nada e a única que non entendeu todo aquelo foi a mai do rapaz e muller de Manolo.

Fdo: Xosé Ruiz Leivas

Volver a inicio
mindonium.es “el portal de todos los Mindonienses”
Te gustaría recibir las publicaciones en tu correo ? regístrate

La prensa en Mondoñedo

Dan fe de la antigüedad de la imprenta en Mondoñedo el incunable que lleva como procedencia la Villa Mayor de Mondoñedo que escribe Alfonso de Madrigal en 1495 y el trabajo del impresor Agustín de Paz en 1550, dos hitos que colocan a Mondoñedo entre las primeras ciudades gallegas con imprenta. La creación del Seminario, el tercero en España supone una fuente del saber que prepara hombres preocupados por la cultura, y así la creación de periódicos es una constante desde que el 3 de mayo de 1856 se crea el primer Boletín Eclesiástico del Obispado de Mondoñedo y que todavía hoy continua su publicación pero ya desde Ferrol.

Son más de treinta cabeceras de prensa las que se editan en Mondoñedo desde que el Hermandino el 6 de junio de 1882 abre el camino a la prensa de información general aunque como siempre las tendencias políticas o religiosas marcasen los contenidos de estos periódicos. En esta exposición no esta todo lo publicado como prensa pero si una digna representación de todas la cabeceras publicadas en nuestra ciudad. Desde la Asociación de Amigos de Mondoñedo deseamos les agrade esta interesante exposición que nos ofrece el Bar «O Porrino»

Fdo: Xosé Ruiz Leivas

Volver a inicio
mindonium.es “el portal de todos los Mindonienses”
Te gustaría recibir las publicaciones en tu correo ? regístrate

La ley del embudo

Algunas leyes son tan populares que para  conocer su significado no se necesita ser abogado  o experto en tales menesteres, son aquellas que muchos aplican y desarrollan sin que siquiera estén aprobadas en el Parlamento y sin embargo tienen rango de ley;  me refiero a la ley de la selva; la ley de Murphy, y sobre todo a la mas conocida de todas la ley del embudo.

La ley de Murphy es algo filosófica, diría yo, ya sabéis aquello de que «Si algo puede salir mal, saldrá mal.» etcétera, etcétera

La ley de la selva, que en su desarrollo más conocido provoca que «El pez  grande se  come al  más chico»,

Pero la más conocida la que más se usa de todos ellas es, como dijo Neruda “la  Ley suprema, la famosa, la respetada, la intocable Ley del Embudo…

Tenemos casos de su aplicación en todos los niveles de la vida, ejemplos que conmueven, que cabrean, que admiran por su desarrollo, que demuestra la inteligencia del ser humano para vivir bien y estar siempre de la parte ancha del embudo, en fin, es tal su interés y mueve tantos intereses que posiblemente no tardaremos en celebrar el gran día de la celebración de la Ley del Embudo igual que celebramos el día de la Constitución
Por si alguno no esta al tanto, que puede ser, les pondré un par de ejemplos que por su sencillez aclararan sus dudas sobre leyes.

Un hombre trabaja, gana dinero y lleno de felicidad se casa, y para lograr el nido donde vivir y criar su prole, pide dinero a un banco, compra el piso, lo hipoteca y además sus padres sabiendo de la responsabilidad del hijo lo avalan con cuanto tienen. En este caso la parte ancha del embudo le corresponde al banco, por que le prestó el dinero para comenzar su vida. Entonces llega esta crisis, se acaba el trabajo, por lo tanto no hay dinero y después de dos años pagando la hipoteca, y que naciera un retoño, no puede pagar y el banco se queda con el dinero que ya pago, con el piso y con la casita de sus padres. (Con el bebe no, faltaría mas) Es un caso claro de la ley del embudo, ya que todo lo ancho esta a favor del banco.

El segundo caso es más dudoso, veamos; un señor tiene una cuenta de ahorros en el banco, el banco le promete unos intereses elevados si su dinero se lo presta al banco, y según el director, podrá cobrar los intereses prometidos y retirar su dinero cuando quiera. Hasta aquí parece que la parte ancha del embudo esta del lado del que le deja el dinero al banco, pero no. El banco invierte en bolsa el dinero del cliente, juega con el a las finanzas y pierde. En este caso el dueño del dinero, el cliente, si el banco no le devuelve cuanto tenía en la cartilla debería tener la opción de quedarse por lo menos con el edificio de la sucursal, o de la central si el préstamo (o lo que ellos llaman la inversión) fue importante, pero no, ya que el banco para poder aplicar la ley del embudo antes pondrá en practica la ley de la selva (ya saben lo de “el pez gordo se traga al chico”) y a partir de aquí la Ley del Embudo funcionara como un reloj, el banco vuelve a estar en la parte ancha del embudo y quien pierde el dinero y los intereses es el cliente con el subterfugio de que fue el cliente quien invirtió, no el banco. Lo decía la letra pequeña, el banco solo es el intermediario

Como veis por estos ejemplos la ley del embudo es fácil de entender pero si la combinas con otras leyes, como el caso anterior, da resultados homogéneos, siempre cae el lado ancho para el pez gordo por lo que aquí se podría aplicar un axioma de la ley de Murphy.“ El ancho del embudo siempre debe estar y estará del lado del poderoso” .

Otro caso de aplicación de la ley del embudo es el pago de intereses de las hipotecas según oscile el Euribor. Para tener lo ancho del embudo a su disposición primero le cuentan que es interesante que los intereses fluctúen según baje o suba el indicador del Euribor ya que puede bajar y eso es lo que ganas y vas tu y firmas, entonces comienza a subir ese indicador y tu a pagar mas intereses por la hipoteca porque en la letra pequeña (donde suele estar camuflada la ley del embudo) dice, eufemísticamente, que no tiene cielo, (parte ancha del embudo) pero que SI tiene suelo, es decir puede subir para que el banco te cobre lo que le de la gana, pero si por casualidad bajase el Euribor entonces, resulta que tiene suelo, es decir que se pone en marcha la parte estrecha del embudo y por allí no pasa ni el mínimo descuento a la baja del interés por lo que tu seguirás pagando lo mismo.

Después de razonados estos casos y concretar bien lo que es la Ley del Embudo podríamos hacer las siguientes preguntas  para ver como estamos de conocimiento de leyes, por ejemplo:

Si nuestro gobierno velando por los intereses de los ciudadanos limita el sueldo a los directivos de los bancos intervenidos (Bankia;  NovaGalicia, etc) a 500.000 €  al año y decide no darle los 400€ mensuales a los parados que vivan con sus papas, la pregunta seria:¿Es esto una aplicación de la Ley del Embudo? Y en caso afirmativo, ¿Dónde estaría la parte ancha del embudo? Si contesta correctamente a estas preguntas apúntese un 10 en leyes.

Fdo: Xosé Ruiz Leivas

Volver a inicio
mindonium.es “el portal de todos los Mindonienses”
Te gustaría recibir las publicaciones en tu correo ? regístrate

Manolo o culpable

Atopei a meu amigo Manolo un pouco preocupado, eu diría que ata algo alporizado cando xa de retirada do mercado do xoves ía camiño da casa sen mercar nada. Coma sempre alegreime de velo e quixen transmitirlle o meu contento pero díxome un pouco aspro.¡Saca de aí que non estou para bromas! Díxome con cara de tristura mais que de xenio. E. Logo? Preguntei eu sorprendido.  E foi cando Manolo se mostrou como é. Aberto, franco e sabido coma sempre. “Ti non te decatas do que esta a pasar? . ¡Pois home eu… A verdade que non sabia por onde ían os tiros así que calei esperando que me aclarase a situación e así foi.

.-Voume para a casa axiña por medo a que calquera truán me sinale e diga berrando ¡Foi ese! E me colguen a min as culpas. Despois de oílo quedei ca boca aberta.Abofé. Pero el seguiu . .-Agora resulta que ningún  dos presidentes, directores, conselleiros e demais dirixentes dos bancos e das finanzas que nos trouxeron ata aquí, ten a culpa de nada, non son responsables de nada e ademais  “non tiñan poderes”  eran “figuras institucionais” e “mandaban os consellos” os homes non, polo tanto son coma anxeliños.

Bueno… é o que nos contan… lle dixen eu quitando ferro, pero diso a que te sinalen a ti que case nunca pisaches un banco a non ser para ingresar cartos…

.-Cala parvo! Díxome algo alporizado. Pensas logo que non han buscar un culpable?  E seguro que calquera servira polo que, por se acaso, voume meter na casa ata que esto se amañe, non sexa o demo!.  Mais que para tranquilizalo que por outra cousa ocorréuseme dicirlle que; O mellor teñen razón e non tiñan poderes nin nada deso que din..

.-Carabillo¡ entón mellor mo pos. E se non son responsables de nada, nin tiñan poderes nin nada de nada, entón por que cobraban esa millonada de cartos ó mes, por saír na foto, ou ir de inauguracións, ou pola súa cara bonita, ou por ser amigo de… ou para que calasen a boca de canto se facía agachando as orellas. Un home que traballa nun banco e cobra unha millonada cada ano “polo seu traballo” en algo traballara, digo eu, ninguén lembra que eses cartos os gane ningún conserxe. Polo tanto ou maquinaron os “furados” que teñen os bancos ou estafaron os accionistas por cobrar soldos millonarios por non facer nada. Por iso penso que aínda han sinalar a algún inocente para cargar coa culpar. Anque pensando ben, igual lle pagan por aceptala.

.-Manoliño cando te pos, es o demo, porqué non tomamos un café e nos esquecemos de todo, di? Eu díxeno pero a cachola dábame voltas por canto falou meu amigo, pois como case sempre igual tiña razón.

Fdo: Xosé Ruiz Leivas

Volver a inicio
mindonium.es “el portal de todos los Mindonienses”
Te gustaría recibir las publicaciones en tu correo ? regístrate

¡Que se…! ya saben

Dedicada a Doña Andrea Fabra quien lanzó el siguiente exabrupto después de que D. Mariano Rajoy anunciase en la Cámara Baja las modificaciones en el cobro de la prestación por desempleo.

¡Que se jodan!

Señora; no soy yo quien, para dar consejos, pero lo que si puedo hacer por Ud. es recomendarle un librito que a mi me obligaron a estudiar de pequeño y hoy ya mayorcito agradezco que así lo hicieran. El librito en cuestión se llama “Albores de la enseñanza” epítomes de la primera enseñanza elemental Tomo X “Epítome de Urbanidad y Cortesía” de S.C.F.Santos.

Por si no lo encuentra (fue publicado en 1901 por Saturnino Calleja) le resumo algunos textos que seguro la entusiasmaran. Comencemos por el capitulo I Nociones preliminares: “Urbanidad.Entendemos por Urbanidad el arte de expresarse y de proceder con delicadeza, empleado en el trato social por las personas educadas.

Sigue explicando la diferencia entre Educación é Instrucción: ya que no es lo mismo “porque educación es el perfeccionamiento de las facultades morales, intelectuales y físicas de ser humano y la instrucción es solamente el cultivo de las facultades intelectuales”

¿Verdad que es fácil de entender? Pues no vea Ud. lo que me costo a mi aprenderlo y cuantos tirones de orejas que todavía me duelen pero es maravilloso practicar estas reglas. Pero no se preocupe, todavía hay más: Por ejemplo nos pregunta: ¿Qué deberes tenemos con nuestros prójimos en general? Debemos amarlos como queramos ser amados por ellos” Esto posiblemente sea lo mas difícil de conseguir pero practicando mucho se puede lograr, Yo conocí a uno que lo logro

El librito en cuestión tiene frases como estas, que le repito por si tarda en conseguirlo: “El que no se preocupa de los respetos que merecen los demás, es indigno de vivir en la sociedad”; “La cortesía se manifiesta por palabras y por acciones” ¿Recuerda Ud. los gritos que lanzó de “¡Muy bien!¡Muy bien! ¡Muy bien! subrayados por entusiasmados aplausos cuando comunicaba el Sr. Presidente de la Nación que sentenciaba a pasar hambre a media España debido a los recortes a que nos sometería? Razones a parte de los recortes, los gritos de entusiasmo y los aplausos son la consecuencia de no haberse estudiado el librito que le recomiendo.

Dice nuestro tan nombrado libro de Urbanidad que:”Las palabras que se emplean en la conversación (en este caso seria en el Hemiciclo) de personas educadas son claras, decentes y cultas”.

Señora, la lectura de tan pequeño librito le dará credibilidad y respeto a su cargo de Diputada. Léalo y practíquelo y mientras estudia podría cogerse un año sabático ¡Menuda entrada en el Hemiciclo con todo aprendido y practicándolo! Hasta puede que se olviden del malsonante (sea para quien sea)  “Que se jodan”

Después de ver como aplaudían las palabras del Presidente cuando daba al pueblo español las noticias de que la clase media y obrera debía desaparecer (físicamente supongo) finalizar el acto con un ¡Que se jodan! Fue apoteósico. Irrepetible, Merecía un bis. (También deleznable, bochornoso, e injurioso, según se mire)

Seguramente perdonable por no leer ningún libro sobre el tema de urbanidad, pero me cuesta creerlo por que era demasiada gente aplaudiendo y todos diputados que se les debe suponer facultades morales (Educación é Instrucción, recuerda el capitulo)

Se merecen todos Uds. una edición especial para adultos, corregida y aumentada del mencionado libro de urbanidad y cortesía. Y mientras no pisen el sagrado Hemiciclo para no avergonzar al pueblo soberano.

Fdo: Xosé Ruiz Leivas

Volver a inicio

mindonium.es “el portal de todos los Mindonienses”
Te gustaría recibir las publicaciones en tu correo ? regístrate

 

Guisantes con patatas nuevas

Se desgranan los guisantes o chícharos, y se ponen en una olla al fuego con agua sazonada con un poco de sal, se cuecen hasta que estén en su punto.El tiempo de cocción depende de si son más o menos tiernos. Se escurren y se rocían con agua fría. Pelamos patatas nuevas, y las cortamos en redondo, un poco gruesas,se salan al gusto de cada uno y se fríen en una sartén, con aceite caliente y se van pasando a una olla en la tendremos los guisantes ya cocidos. Cocemos también un huevo por persona; que añadimos al plato al final, cortado en rodajas o entero. Ahora con el aceite sobrante de freír las patatas, le añadimos un chorrito de vino blanco y un poco del agua de cocer los guisantes,un poco de azafrán, se deja unos minutos que se haga la salsa y se hecha por encima de las patatas y los guisantes.Al final los huevos…como os guste mejor-enteros o cortados en rodajas-así queda un plato muy sabroso y fácil de elaborar

Fdo: Luisa Díaz

Volver a inicio

mindonium.es “el portal de todos los Mindonienses”
Te gustaría recibir las publicaciones en tu correo ? regístrate